Cuestionario Grieta: 06 Giancarlo Landini

rarezas / entrevistas

Retazos. Evidencias. Pequeñas llamas que caen. Esos son sus discos. Como diarios de vida o fragmentos que buscan dejar registro para no perderse en la fragilidad de la memoria.

 

Sus proyectos están en la escena indie, cuando nadie se llenaba la boca con tal escena indie o, incluso, cuando nadie sabía exactamente qué era o qué significaba ser indie y todo lo que se hacía era a pulso, a mano y sin corromper nada ni a nadie. Lo que se hacía era lo que llamaban punk o, simplemente, trabajo honesto.

 

Es uno de los secretos mejores guardados. Desde el cese del apagón cultural y la vuelta a la democracia ha realizado un riguroso, periódico y profundo trabajo en la escena underground de nuestro país, armando, desarmando, articulando y desarticulando influencias, géneros y sonidos que van desde el hardcore más clásico, a la sicodelia y pop más ligera. Un claro ejemplo de esto es su carrera, con bandas como Silencio Absoluto y Alternocidio -ambas de la escena hardcore de principios de los 90- hasta ahora con SigObrilllAndo, pasando entremedio por Syndie, Salinger y Möreno. Esta constante búsqueda solo nos habla de un músico desprejuiciado, que trabaja sin pose, entregando dignidad a este oficio y empeñado en buscar nuevos lugares, sin importar los riesgos que esto conlleve.

 

Estamos muy contentos de poder tener a Giancarlo Landini en este nuevo Cuestionario Grieta. Adelante, están invitados:

 

¿Qué es lo primero que haces en el día?

 

Despierto, veo a mi hija, paso al baño, pongo agua para el café, me tomo el café, pongo música.

 

¿Cuándo piensas en creatividad en qué piensas y por qué?

 

Sinceridad y libertad. El tiempo me ha enseñado que el arte más relevante, al menos para mí, es el que se aleja de todo lo que sea irrelevante para el arte mismo. Y si reduzco la forma más pura de arte siempre veo sinceridad y una sensación de libertad y/o desprendimiento.

 

¿Cuáles son los tres libros que te han marcado y cambiado tu manera de pensar, ver y enfrentar el mundo?

 

El guardián en el Centeno, de Salinger; Mujeres, de Bukowski; y De Sapos a Príncipes, Bandler.

 

¿Qué tan importante es la música y de qué manera afecta tu trabajo?

 

Es como respirar. Afecta todo lo que hago. Sin música no respiraría.

 

¿Cuál es o son las películas fundamentales en tu vida y por qué?

 

Star Wars, porque soy un nerd. El Padrino, marco fuertemente mi adolescencia. The Straight Story de Lynch, por la simpleza y profundidad que alcanza descartándose de su típica peladura de cable. Me resulta más concreta y a la vena.

 

¿Si pudieses hablar con un personaje, de cualquier ámbito -literario, arquitectónico, artístico, científico o el que quieras-, quién sería y qué le preguntarías?

 

Salinger, ¿por qué es así?

 

¿Cómo es tu ritual de trabajo? ¿Cuáles son las cosas fundamentales que no deben faltar?

 

Un computador. Música. Espacio. Concentración. Perseverancia.

 

¿Estás realmente haciendo lo que quieres hacer? Si fuera así, ¿qué es eso que estás disfrutando? Si es no, ¿qué es lo que te ha detenido?

 

Así es. Hago mucha música últimamente, concentrado más en el hacer que en tocar en vivo. Al mismo tiempo, vivo de manera más simple, menos estresada. Mas cerca de mi hija, la playa y más lejos de la cuidad y todo lo que eso significa.

 

¿Cuál ha sido el trabajo, proyecto, obra o idea que te hubiese gustado pensar o hacer y por qué?

 

Cualquier disco de los primeros de Guided by Voices o cualquier cuadro sobre todo de los últimos de Matta. Los de Guided por lo suelto, geniales y alejados del mierdal en que fueron realizados. Lo de Matta porque me vuela la cabeza cuando los veo.

 

¿Qué defecto crees tener que te ha permitido, a partir de darle una solución, crear algo realmente útil y de qué se trataría esto último?

 

Quizás un defecto puede haber sido en algún momento darle importancia a la opinión de terceros sobre mi trabajo, sobre todo en lo musical. He descubierto que, mientras más me he alejado de eso, mejores son los resultados que obtengo.

 

¿Cuál es tu forma de vencer el cansancio o la desmotivación?

 

Hacer surf, el mar, la música, ver lo menos posible tele, escuchar le menos posible tonteras o cosas irrelevantes.

 

¿Cuál ha sido tu mayor apuesta, la peor y qué sacaste de ambos casos?

 

Mi mayor, tener una hija. La peor, pensar que me iría bien haciendo música en Chile.

Sigo haciendo música y adoro a mi hija.

 

¿Existe alguna frase que creas que define o le da sentido a tu trabajo?

 

Perseverancia.

 

Si tienes la oportunidad de usar una gigantografía, ¿dónde estaría y qué pondrías en ella?

 

Camino a la playa. Y si tuviera la oportunidad, sacaría todas las gigantografías de publicidad de ese camino.

 

¿Qué consejos te darías a los 20, 25, y 30 años? Y cuéntanos en qué periodo de tu vida estabas.

 

A los 20: No te preocupes a los 25 te sentirás de 20. A los 25: No te preocupes a los 30 te sentirás de 25. A los 30: No te preocupes a los 30 te sentirás de 25. Tengo 41 y me siento de 20.

 

¿Cómo el fracaso te ha contribuido a enfrentar tu vida y tienes algún ejemplo que quieras contar?

 

Es relativo. Muchas cosas en su momento me parecieron fracasos, pero con el tiempo en vez de fracasos pasaron a ser enseñanzas y terminaron construyendo algo nuevo, por lo que dejaron de ser fracasos. Todo es en relación con muchas cosas que determinan cierta situación y tendemos a llamarles fracasos, cuando en muchos casos no lo son. Fracaso es quedarse pegado en algo que no merece mayor atención, o más de la que tuvo en determinado momento, pero no hoy.

 

¿Hay algo sobre lo que hayas cambiado de opinión recientemente? ¿Por qué?

 

La Boca no es la playa más mala del mundo para surfear, hay días increíbles.

 

¿Qué cosa crees es cierta, a pesar de que no se puede probar?

 

La vida es una ilusión determinada por cosas que nos marcan, sobre todo, en una temprana edad. El ayer no existe, es una ilusión en base a imágenes que validan ese ayer, “recuerdos”, pero que si analizas más fríamente son nada más que imágenes internas, nada concreto. La única relación que guardamos con eso son esas imágenes. Lo mismo con el futuro, son ilusiones o imágenes de algo que potencialmente vemos. La única ilusión valedera es el ahora, la imagen si se quiere, más “real” o concreta.

 

Si quieres saber más de Giancarlo Landini chequea:

 

Su página web.

Su trabajo visual y discos aquí.

Su último álbum bajo el sello Samsara.

Su canal de Youtube.

Su página en Soundcloud.