Cuestionario Grieta: 07 Pía Sotomayor

rarezas / entrevistas

Cuando terminé de ver la última respuesta del cuestionario, su firmaba cerraba con esta sentencia:

 

“OUR MUSIC – OUR RULES”.

 

Si hubiese leído esto de otra persona, quizás hubiese pensado que se trataba de una idealización de sí misma, de una aspiración o un simple efectismo.

 

Luego recordé una imagen.

 

Festival Primavera Fauna. Año 2016. No sé por qué estaba viendo el show de Primal Scream lejos del escenario. Pero había un grado de confort en disfrutar de una banda que me gusta en la lejanía del tumulto. Por razones que tampoco podría explicar, voltee la cabeza y ahí estaba. Recuerdo que tenía sus brazos cruzados y lloraba. Solo atiné a acercarme y preguntarle si se encontraba bien. No recuerdo su respuesta exacta, pero con algunas inexactitudes, que no quitan el real fondo de sus palabras, fue algo como esto:

 

“Es tanto trabajo, tanto tiempo, tantos años. Cuando escuché por primera vez Screamadelica me voló la cabeza, fue mi disco preferido y aún lo es. Y mira. Están aquí. Después de tantas conversaciones, acuerdos, desacuerdos y empuje. Es mi banda favorita y cientos de personas disfrutan igual que yo de ellos y no sabes lo que significa darte cuenta que, de algún modo, tienes responsabilidad de eso. Y no solo de lo feliz que me siento en este momento, sino que estén en este minuto frente a mí y a todos nosotros. No es fácil. Cuesta. Pero es gratificante. Te hace feliz saber que da frutos un trabajo por el que has luchado durante tanto tiempo. Y más aún cuando piensas que era solo un sueño depositado en un cassette”.

 

Cuando la escuché voltee la cabeza hacia el escenario. Y vi el rostro de Bobby Gillespie en la pantalla. Esa misma imagen la había visto decena de veces en mi computador, pero ahora, podía mover levemente mis ojos y encontrarlo ahí, en carne y hueso. A él y toda la banda.

 

Recuerdo que escribí una nota para el blog de Súbela Radio. La entrada partía con esta misma imagen que recuerdo ahora. Pero mi computador murió y no volví a reescribirla. Ni acordarme de lo que había ocurrida esa vez. Hasta hoy. Hasta que veo “Our music – Our Rules”, al término del cuestionario.

 

No es una idealización de sí misma, no es una aspiración y tampoco es un simple efectismo: es simplemente así, como ese día del 2016, escuchando a Primal Scream.

 

Es parte de Fauna, trabaja con músicos como Atom TM o Domingo García Huidobro (Follakzöid), ha organizado fiestas, eventos y hace su propia música bajo el nombre de Kleine Pía. Miles de nosotros hemos coreado canciones de nuestras bandas favoritas gracias a su gestión: Morrissey, Pulp, Dinosaur Jr., Spiritualized, Mogwai, Tame Impala, Explosions In The Sky, The Brian Jonestown Massacre, Kurt Vile, Yo La Tengo, DIIV o Mac DeMarco, solo por nombrar unos pocos. Y, gracias a eso, hoy podemos decir que es también nuestra música y nuestras reglas.

 

Pía Sotomayor es la nueva invitada de nuestro Cuestionario Grieta:

 

¿Qué es lo primero que haces en el día?

 

Últimamente me está gustando despertar cuando todavía está oscuro, es como un momento secreto. En general tengo muy malas mañanas, así es que hago todo lento y me estiro un montón. No miro el teléfono hasta llegar a la oficina. Tomo agua tibia con limón y bicarbonato. Un asco.

 

¿Cuándo piensas en creatividad en qué piensas y por qué?

 

En una corriente eléctrica que aparece de la nada, me recorre el cuerpo y me provoca una sonrisa.

 

¿Cuáles son los tres libros que te han marcado y cambiado tu manera de pensar, ver y enfrentar el mundo?

 

A los 14, Ana Karerina de Tolstoi; a los 18, En El Camino, de Jack Kerouac; y actualmente no sé, después de haber estudiado historia y periodismo, me aburrí de leer cosas muy largas, y no leo mucha ficción, sino que estudio temas puntuales.

 

¿Qué tan importante es la música y de qué manera afecta tu trabajo?

 

Es todo y me afecta en todo sentido.

 

¿Cuál es o son las películas fundamentales en tu vida y por qué?

 

Desde el momento que tuve edad para ser independiente, siempre que tenía un momento libre, prefería salir a la calle con mis audífonos a explorar, en vez de ir al cine o ver tele. Mientras no termine con Klaus Kinski, no siento urgencia de ver ninguna otra cosa.

 

¿Si pudieses hablar con un personaje, de cualquier ámbito -literario, arquitectónico, artístico, científico o el que quieras-, quién sería y qué le preguntarías?

 

Prince y yo tenemos una cita pendiente. Hilma Af Klint también me debe varias explicaciones.

 

¿Cómo es tu ritual de trabajo? ¿Cuáles son las cosas fundamentales que no deben faltar?

 

Necesito audífonos, mi computador y té.

 

¿Estás realmente haciendo lo que quieres hacer? Si fuera así, ¿qué es eso que estás disfrutando? Si es no, ¿qué es lo que te ha detenido?

 

Sí. Vivo de la música, trabajando en todos los ángulos posibles.

 

¿Cuál ha sido el trabajo, proyecto, obra o idea que te hubiese gustado pensar o hacer y por qué?

 

Líder espiritual de mi propia Iglesia para forrarme.

 

¿Qué defecto crees tener que te ha permitido, a partir de darle una solución, crear algo realmente útil y de qué se trataría esto último?

Honestamente creo que no soy tan simpática, soy más bien introvertida, pero no tengo problema en ser directa, y en Chile ser directa es como un defecto. Decir las cosas directa y claramente te puede marginar, pero a mí me ha abierto la posibilidad de trabajar en una industria que le pertenecía a los hombres, pero que menos mal se está abriendo.

 

¿Cuál es tu forma de vencer el cansancio o la desmotivación?

 

No lucho contra el cansancio. No le veo objetivo y hace un tiempo entendí que soy mucho más que mi productividad, así es que me tomo las cosas con mucha más calma. Contra la desmotivación, mi cabeza siempre busca escapatoria, así es que de cuando en cuando me meto en proyectos que me alimenten creativamente.

 

¿Cuál ha sido tu mayor apuesta, la peor y qué sacaste de ambos casos?

 

Creo que seguir el instinto siempre es la apuesta correcta. Cuando no lo he escuchado o lo he confundido con la voz de mi ego, es cuando me he equivocado, y me ha pasado un millón de veces. Mi gran lección es siempre callar el ego, buscar la verdad dentro de mí y ser honesta con esa data.

 

¿Existe alguna frase que creas que define o le da sentido a tu trabajo?

 

No, pero con el Atom TM nos reímos fuerte de la “ética” Karl Lagerfeld, quien  una vez dijo que las vacaciones eran para los empleados. Básicamente eso quiere decir que siempre estamos trabajando, o que el trabajo no nos consume realmente como para necesitar tiempo libre, pero también sirve irónicamente cuando queremos parar, tomarnos vacaciones y no podemos.

 

Si tienes la oportunidad de usar una gigantografía, en el lugar y con el contenido que quieras, ¿dónde estaría y qué pondrías?

 

Sería para un proyecto de Nachthexen, un colectivo que estoy armando. En Plaza Italia: lee los signos, no hay coincidencias: uno crea realidad, MANIFIESTA.

 

¿Qué consejos te darías a los 20, 25, y 30 años? Y cuéntanos en qué periodo de tu vida estabas.

 

No sé si sirven mucho los consejos a los 20 o 30 años, porque creo que uno aprende equivocándose, pero hay que ser humilde y reconocer para avanzar. Los más vivos aprenden de los errores de otros.

 

¿Cómo el fracaso te ha contribuido a enfrentar tu vida y tienes algún ejemplo que quieras contar?

 

Pienso que el fracaso tiene que ver con no cumplirse a uno mismo, con no dar tu 100%, por la responsabilidad que se tiene como persona, con desaprovechar tus cualidades. Socialmente el “fracaso” tiene una connotación que no me gusta, que responde a juicios y a faltar a expectativas, -generalmente ajenas. Yo prefiero ver el error con más empatía, como una oportunidad de evolucionar, así es que evito el término. Crecer es observar con perspectiva y aceptar el error con humildad, pedir perdón cuando corresponde, tratar de enmendarlo, aprender, y seguir adelante. Arrepentirse, reconocerlo y volver atrás me parece muy bacán también.

 

¿Hay algo sobre lo que hayas cambiado de opinión recientemente? ¿Por qué?

 

A pesar de que estoy siempre abierta a conversar ideas, me cuesta mucho cambiar de opinión, y generalmente tomo posiciones radicales. En general, en la música, por ejemplo, no es común que cambie de opinión, siempre me ha gustado lo mismo, es decir, las mismas ideas o sonidos detrás de una composición, sin importar la fecha en que hayan aparecido.

 

Igual últimamente he profundizado en algunas consideraciones con respecto a la libertad, el concepto más manipulado del mundo. Puedes hacer lo que quieras, pero si te da miedo enamorarte, por ejemplo, estás preso de ti mismo. Supongo que la libertad es liberarse del miedo que oprime, ser honesto con tus sentimientos.

 

¿Qué cosa crees es cierta, a pesar de que no se puede probar?

 

Que hay ciertas cosas que no tienen que cambiar sus propiedades para que las veamos, como la música y su condición visual, por ejemplo. Creo que es la especie humana la que tiene que evolucionar para aumentar su capacidad de percepción de las infinitas realidades que hay en el universo y que somos incapaces de ver.

 

Si quieres saber qué prepara Pía Sotomayor en los próximos meses puedes chequear:

 

Fauna Otoño.

El show de Animal Collective.

El show de At The Drive In.