Cuestionario Grieta 11: Alex June

rarezas / entrevistas

Luego de radicarse por más de una década en París, ser parte del circuito underground europeo y editar su trabajo en Francia, Alex June (Alejandra Felmer) volvió a Chile, su idea es quedarse aquí un tiempo, dar a conocer su material y luego emprender nuevamente el rumbo, pero esta vez a México, lugar donde se radicará para impulsar su carrera musical.

 

Artista visual de profesión universitaria, gestora cultural, productora, modelo y dj, esta multifacética artista se dio a conocer en el circuito europeo con dos discos editados bajo el sello Letonia Records, lo que le permitió tener una nutrida agenda de conciertos y festivales, como el Villette Sonique et marée Moderne.

 

Con una puesta en escena performática, su circuito ha sido principalmente museos y locales no convencionales, donde el arte y la música se acoplan generando una experiencia que se ajusta a la propuesta integral que propone en cada presentación.

 

Pero no solo en la música ha resaltado Alex June, el modelaje ha sido otra de las facetas que ha trabajado, un ejemplo fue su participación en el París Fashion Week, donde fue una de las miniquís del diseñador Manish Arora, sin contar con la serie de presentaciones que realizó no solo en este encuentro de la moda, sino también en otros eventos de la misma categoría.

 

Durante el 2018 tuve un nutrido programa de conciertos, que contó con una presentación en Lollapalooza, escenario en el que mostró una mezcla de diseño, artes escénicas, opera y pop electrónico, en un show especial, que le permitió estrenar el primer corte de su nuevo trabajo.

 

“Fuego” fue el nombre del single que promocionó este año y que contó con la producción de Sebastián Román, uno de los representantes más activos y reconocidos de la escena electrónica nacional.

 

Hoy Alex June prepara nuevo trabajo y ya se encuentra elaborando una serie de sorpresas para este 2019, pero antes nos dio unos minutos para responder nuestro Cuestionario Grieta.

 

¿Qué es lo primero que haces en el día?

 

La verdad es que no soy muy estructurada y todos los días hago algo diferente. Pero idealmente me gusta hacer música, con la mente muy fresca o hacer ejercicio.

 

¿Cuándo piensas en creatividad en qué piensas y por qué?

 

En algo cristalino, que fluye o, al menos, yo lo veo así. Creo que la creatividad es luminosa.

 

¿Cuáles son los tres libros que te han marcado y cambiado tu manera de pensar, ver y enfrentar el mundo?

 

Así habló Zaratustra”, de Nietzsche , lo leí muy joven, estaba en París buscando el sentido de mi vida y me sentí conectada con la búsqueda del autor.

 

“La Fenomenología del espíritu”, de Heiddeger. Un libro que indaga sobre la búsqueda por fin definir la verdad; tema que me preocupaba mucho.

 

“Henry y June” de Anaïs Nin, donde la autora relata la atracción por ambos, cosa que para mí es un relato respecto del amor de pareja y sus diversas formas, como también respecto de la fascinación por las personas. Anaïs Nin es muy interesante.

 

¿Qué tan importante es la música y de qué manera afecta tu trabajo?

 

La música es mi alimento, sin alimento muero, como una planta sin agua; se seca. La música me da energía, le da un sentido a mi vida y nutre mi trabajo de autora y compositora y, en general, de artista. Yo amo todo tipo de música… ¡pero, la buena! (jajaja).

 

¿Cuál es o son las películas fundamentales en tu vida y por qué?

 

“El séptimo sello”, de Bergman, que retrata el juego entre el hombre y la muerte.

 

“Jules et Jim”, de Truffaut. Me encanta el cine francés y, en esa película, se muestra una relación entre tres personas. Es la primera vez -según yo- en la que se habla en el cine, explícitamente, de una relación poco convencional, donde se muestra a una mujer libre, feliz, empoderada, que se relaciona con dos hombres. Jeanne Moreau interpreta el papel de manera magistral.

 

“La montaña sagrada”, película de Jodorowsky. Película que me impactó por su estética y por su final sorprendente. A él yo lo admiro y tuve la suerte de encontrarlo en un ascensor.

 

¿Si pudieses hablar con un personaje, de cualquier ámbito -literario, arquitectónico, artístico, científico o el que quieras-, quién sería y qué le preguntarías?

 

Sería María Callas. Le preguntaría por qué fue tan autodestructiva, a pesar de que se le veía tan fuerte. Me pasa lo mismo con Dalida, quien se suicidó. Son divas semidiosas y de una vida emocional muy intensa.

 

¿Cómo es tu ritual de trabajo? ¿Cuáles son las cosas fundamentales que no deben faltar?

 

Para componer lo ideal es alejarme, ir a la playa, oxigenar mi cerebro, ahí la creación es fluida y rápida, es increíble. Pero, puedo trabajar en cualquier condición, lo único que no puede faltar es  poner mi teléfono en modo avión.

 

¿Estás realmente haciendo lo que quieres hacer? Si fuera así, ¿qué es eso que estás disfrutando? Si es no, ¿qué es lo que te ha detenido?

 

Estoy haciendo parte de lo que quiero hacer. Por el momento desarrollando mi veta electro pop. Mi ambición es llegar a construir algo más docto mezclando ópera y electrónica. No he logrado empezar en ello. Ahora estoy concentrada en terminar, paso a paso, trabajos musicales que me propuse hacer con antelación. Este desafío, en el que estoy ahora, está proyectado para lanzarlo en marzo, por lo tanto, estoy muy ansiosa por terminarlo. Pero la composición operática y electrónica de la que te hablaba me interesa mucho, sé que no va a ser nada fácil, pero va ser un proceso quizás más largo y hermoso.

 

¿Cuál ha sido el trabajo, proyecto, obra o idea que te hubiese gustado pensar o hacer y por qué?

 

Creo que me hubiese gustado desarrollar más la pintura, antes pintaba con acrílico y dibujaba. Estudié arte.  Mis cuadros eran de grandes formatos; lo deje de lado por la música, pero me gustaría retomarlo más adelante. Creo que cuando esté en un momento más introspectivo, ya que ello forma parte de mis habilidades.

 

¿Cuál ha sido tu mayor apuesta, la peor y qué sacaste de ambos casos?

 

Mi mayor apuesta fue irme a vivir sola a Francia. Es cierto que nací y viví muchos años allá, pero con mis padres. Cuando estuve sola, me probé a mí misma y salí adelante. No siento que tenga una peor apuesta, me siento bastante conforme con lo que he hecho, para mí no hay malas apuestas, todo es aprendizaje.

 

¿Existe alguna frase que creas que define o le da sentido a tu trabajo?

 

Definir mi trabajo, no lo sé, no podría definir mi trabajo, pero si podría, quizá,  citar una frase de Nietsche situándola en, lo que considero mi virtud, la música: “Celle que j’aime est une vertu terrestre, il n’y a guerre en elle de malice, ni moins encore de raison banale” (“La virtud que yo amo es terrestre, no hay maldad en ella , ni menos razones banales”).

 

Si tienes la oportunidad de usar una gigantografía, ¿dónde estaría y qué pondrías en ella?

 

La colgaría en la torre Eiffel y colocaría “Soy Alex June”

 

¿Qué consejos te darías a los 20, 25, y 30 años? Y cuéntanos en qué periodo de tu vida estabas.

 

A los 20 me diría: “¡Deja de enrollarte y canta como un pajarito libre por la selva!”.

A los 25 me diría: “No seas tan tiro al aire”.

A los 30 me diría: “Confía en tu intuición”.

 

¿Cómo el fracaso te ha contribuido a enfrentar tu vida y tienes algún ejemplo que quieras contar?

 

Yo creo que, aunque suene cliché, el fracaso te ayuda a ser más fuerte. Miles de veces he “fracasado”, pero no ha sido una razón para paralizarme, al contrario, me han dado más ganas de luchar por lo que quiero y, al pasar el tiempo, me he dado cuenta de que esas caídas me han enseñado mucho, me han hecho a reflexionar y a mejorar los aspectos que no permitieron que “triunfara”.

 

¿Hay algo sobre lo que hayas cambiado de opinión recientemente? ¿Por qué?

 

Últimamente me han sucedido cosas que me están haciendo valorar la existencia y las cosas simples.

 

¿Qué cosa crees es cierta, a pesar de que no se puede probar?

 

Que los extraterrestres existen.

 

Conoce más de Alex June en:

 

Spotify (Entra aquí)

 

SoundCloud (Entra aquí)

 

Ve el video de “Fuego” a continuación:

 

*La fotografía utilizada en esta entrevista pertenece a Camilo bustos Delpin.