Cuestionario Grieta 14: Josefina González

rarezas / entrevistas

Sin duda es una de las creadoras más inquietas que existen actualmente en el país. Desde una verada independiente, Josefina González (1983) ha elaborado un trabajo que no busca definición, sino que transita la escritura, las artes visuales y la música, de acuerdo a la impaciencia que parece convocarla sin previo aviso.

 

Cantante, escritora y artista visual, Josefina tiene la particularidad y espíritu que a nosotros nos gusta y llama la atención. Su trabajo interpela desde un quehacer que no busca ni posición ni vitrina, es un impulso por hacer, en ella se reúne esa idea que hoy parece incomprensible por vencer simplemente la abulia.

 

Dos fanzines: Mundo Absurdo #1 y #2, un disco: No Todo se Trata del Amor pero Casi Todo (Infinito Audio, 2017), obras de teatro y autora del libro Cómo Cuidar de un Pato (Overol, 2018) son pruebas de ese carácter inquieto que hoy se transforman en las armas necesarias para combatir un mundo en el que todo parece conducir hacia la uniformidad, patronazgos despiadados y aburrimiento.

 

Volvemos a nuestros cuestionarios Grieta, con una artista que no busca definición, sino hacer hasta precisamente, romper cualquier clasificación.

 

¿Qué es lo primero que haces en el día?

 

Ver la hora, darle comida a mi coneja y a los gatos, ver internet. Comer comida de desayuno, pero no café ni pan, sino comida como la de almorzar.

 

¿Cuándo piensas en creatividad en qué piensas y por qué?

 

No sé bien, no uso mucho esa palabra actualmente, excepto en el psicólogo. Sí está claro que me interesan de sobremanera los misterios de la creatividad humana, esa necesidad imperiosa que sufrimos de darle forma a nuevas cosas a través del arte. No vivo cuestionándome el por qué de la creatividad, pero sí vivo maravillándome de lo que insistentemente producen el espíritu, la mente y el cuerpo en el breve tiempo que pasamos en el universo.

 

¿Cuáles son los tres libros que te han marcado y cambiado tu manera de pensar, ver y enfrentar el mundo?

 

Cuando chica me impresionó mucho leer Las Crónicas de Narnia, esos libros los leí todos y me enseñaron a habitar la imaginación constante, aunque suene cliché. Cuando más grande Una cuestión personal, de Kenzaburo Oé (japonés), me marcó bastante, entendí el nivel de involucramiento personal que puede haber en la ficción y como se disuelve la línea vida/obra en la narrativa. Además, es un libro excelente, muy oscuro y contemporáneo, siempre lo recomiendo. La poesía completa de Alejandra Pizarnik sería el tercer libro. O la de E.E. Cummings.

 

¿Qué tan importante es la música y de qué manera afecta tu trabajo?

 

Yo creo que, al igual que para gran parte de la humanidad, la música es para mí algo muy importante. Aun así, no escucho ni hago música todo el rato, paso mucho tiempo en silencio o haciendo cosas sin música de fondo. Una de las mayores satisfacciones que he sentido en la vida ha sido componer una canción que a mí misma me guste. Además, una de las cosas que más me gusta hacer es tocar en vivo con mi segundo proyecto musical que es la banda de mi amigo Julio Pablo, realmente lo paso muy bien.

 

¿Cuál es o son las películas fundamentales en tu vida y por qué?

 

No sé si tengo películas fundamentales, pero sí películas favoritas, Carrie (la original de Brian de Palma), Jurassic Park 1, Aguirre la ira de Dios (de Werner Herzog) y casi todas las de Buñuel.

 

¿Si pudieses hablar con un personaje, de cualquier ámbito -literario, arquitectónico, artístico, científico o el que quieras-, quién sería y qué le preguntarías?

 

Complicada la pregunta. El personaje al que más me gustaría ver en persona (en una suerte de experimento de tiempo y espacio) sería a Van Gogh pero no le preguntaría nada. Creo que me hubiese gustado preguntarle a Stephen Hawkings cómo es que no se desesperaba de miedo al pasar tanto tiempo pensando en los agujeros negros y el vacío. Realmente me impresiona la calma y asertividad con la que escribía sobre la Nada, el Todo, la Vida. Yo ni siquiera se multiplicar más de dos dígitos a todo esto.

 

¿Cómo es tu ritual de trabajo? ¿Cuáles son las cosas fundamentales que no deben faltar?

 

Depende de qué trabajo sea. Igual no uso mucho la palabra trabajo conmigo misma. Si voy a editar algo que escribí tengo que estar sola evidentemente. Para ensayar música no tengo muchos rituales, aunque siempre antes de cualquier presentación hago algo un poco ridículo pero que me sirve para relajarme: imagino que el público es mil veces más del que es en verdad, visualizo que estoy como en esos shows de Queen que se ven en la película. También hago mucho eso de escuchar mis propias canciones antes con audífonos.

 

Tengo un pequeño ritual de escribir que sé que es compartido por mucha gente que escribe y es básicamente hacer de la escritura un carrete, o sea escribir solo, con música, alcohol y tabaco, sin editarse, solo escribir mucho y lo que uno quiera, sin pensar en que nadie lo va a leer ni nada, solo divertirse escribiendo. Todo eso después se edita y según yo (o para mí) de ahí sale la mayoría de las buenas ideas.

 

Creo que debería decir que lo que nunca debe faltar es algo para registrar, lápiz para escribir, el celular para grabar ideas o voces, lo que sea. Tengo un chat conmigo misma y además me mando mails, eso es lo más constante y fundamental de cómo hago lo que hago.

 

¿Estás realmente haciendo lo que quieres hacer? Si fuera así, ¿qué es eso que estás disfrutando? Si es no, ¿qué es lo que te ha detenido?

 

Sí, estoy realmente haciendo lo que quiero y eso es muy reciente, desde hace aproximadamente un año y medio. Hago muchas cosas y la verdad es que nunca me aburro. Hay cosas que aún no he hecho que debo hacer en algún momento como publicar una novela, ir a Asia, conocer Brasil, Bolivia, Perú y también sacar un disco de canciones bailables.

 

¿Cuál ha sido el trabajo, proyecto, obra o idea que te hubiese gustado pensar o hacer y por qué?

 

Chuta, esta pregunta es demasiado difícil, más que la de arriba. Creo que me hubiera gustado inventar la relatividad, me parece algo tan lejano a mi modo de proceder y pensar que quisiera haber estado en la mente de quien armó la teoría. Igual se me ocurre que es medio lugar común querer haber hecho lo mismo que Einstein así que voy a poner en segundo lugar a las pinturas de Van Gogh, que es mi persona favorita en la historia del mundo.

 

¿Qué defecto crees tener que te ha permitido, a partir de darle una solución, crear algo realmente útil y de qué se trataría esto último?

 

La hipersensibilidad y la ansiedad que eso conlleva. Soy cero ganjah peace and love y he tenido que ir aprendiendo a entender el flow del tiempo. A veces me da miedo TODO. Lo útil es que lo asumo, no lo combato, sino que lo uso y no me censuro. Si me siento afectada por algo lo escribo, si estoy ansiosa igual. A veces me levanto en la mitad de la noche a escribir cosas o ideas o me mando correos llenos de información para vaciarme la cabeza en ese momento. Supongo que si aceptamos nuestras manías, éstas terminan por convertirse en fortalezas o al menos en particularidades.

 

¿Cuál es tu forma de vencer el cansancio o la desmotivación?

 

Hacer cosas que nunca he hecho. Prefiero sentir miedo a sentir aburrimiento. Sufro poco de desmotivación la verdad y no me culpo cuando ando poco productiva así que no es una batalla difícil ni mucho menos. A veces me cuesta encontrarle el hilo a algo (por ejemplo, un texto que estoy escribiendo) y me obligo a hacerlo igual porque la sensación de encontrarle el rumbo es la mejor sensación del universo, ese momento hace que valga la pena cualquier obstáculo humano.

 

¿Cuál ha sido tu mayor apuesta, la peor y qué sacaste de ambos casos?

 

Mi mayor apuesta creo que ha sido estos últimos dos años que decidí hacerme cargo de mis necesidades artísticas para conmigo misma. Solo he sacado cosas buenas de haberme decidido a no ponerme más límites absurdos. La peor apuesta no se cual fue pero creo que no entra en la categoría de apuesta sino de costumbre tóxica o de habito dañino.

 

¿Existe alguna frase que creas que define o le da sentido a tu trabajo?

 

Sí, antes en mi página web (que debo recuperar) decía: Creo absolutamente en la poesía del mundo.

 

Si tienes la oportunidad de usar una gigantografía, ¿dónde estaría y qué pondrías en ella?

 

Es algo en lo que nunca he pensado, creo. Hay varios artistas visuales que me gustan que hacen cosas apelando a eso en el espacio público. Creo que definitivamente sería texto, algo ambiguo y sugerente pero no críptico. Un par de frases de un diálogo podría ser. Tendría que estar en el lugar más visible posible de Santiago, visible desde una micro (creo que la Alameda).

 

Hay neones del británico Robert Montgomery que me parecen interesantes y provocadores, especialmente los que están en espacios de naturaleza. También me gusta lo que hace (o hacía) Oscar Brahim en Argentina, interviniendo gigantografías publicitarias en plena ciudad.

 

¿Qué consejos te darías a los 20, 25, y 30 años? Y cuéntanos en qué periodo de tu vida estabas.

 

A los 20 me diría que me divierta más y que vuelva a estudiar piano. A los 25 me diría que nada es tan terrible, que no sufra de más, que no trasnoche demasiado, que evite a la gente tóxica y que siga pintando. A los 30 me diría que mantenga la calma porque viene lo mejor. Y que todo lo que estoy viviendo es mío, sea bueno o malo.

 

¿Cómo el fracaso te ha contribuido a enfrentar tu vida y tienes algún ejemplo que quieras contar?

 

Pocas veces he sentido la sensación de fracaso y en general trato de aliviarme un poco de los parámetros de éxito y competitividad porque a veces me hacen mal. Sí he cometido errores enormes, aunque no podría decir que me arrepiento de nada, porque me siento bien con lo que soy ahora. Sí podría contar que hace más o menos 5 años salté una reja altísima de madrugada en estado de ebriedad y casi me muero, literalmente. Tuvieron que operarme la mano y tengo una cicatriz enorme. Esa vez sí me sentí una perdedora, especialmente porque el doctor que me operó tenía mi misma edad, me sentí lo peor del mundo. Antes de eso había tenido otro accidente grave haciendo deporte (en una época completamente opuesta de mi vida, pero igual de evasiva) y también me significó hacer una pausa de todo por varios meses. Ambas experiencias me enseñaron que soy muy frágil y que cuando me alejo del foco artístico pierdo completamente cualquier noción de sentido.

 

¿Hay algo sobre lo que hayas cambiado de opinión recientemente? ¿Por qué?

 

He aprendido mucho del movimiento feminista y aunque no he cambiado de opinión radical sobre nada en particular, sí hay cosas que no volvería a decir, términos que no volvería a usar y sobre todo juicios o prejuicios que he eliminado de mi cotidiano. Creo que ha sido un aporte enorme para la sensibilidad social.

 

¿Qué cosa crees es cierta, a pesar de que no se puede probar?

 

Que las estrellas mueren solas después de vivir 10 mil millones de años brillando sin parar.

 

Si quieres conocer más sobre el último disco de Josefina entra a SoundCloudy cheque su video a continuación: