Cuestionario Grieta 18: Ariel Pukacz (Walden Editora)

rarezas / entrevistas

Existe una imagen icónica que siempre me ha inspirado, en esa imagen Ian Mackaye está junto a Jeff Nelson, en las oficinas de Dischord.  La oficina no era más que el garaje de la casa de Mackaye y lo que parecía el simple proyecto de unos chiquillos, se transformó en todo un baluarte. Años más tarde, Mackaye se sacó esa misma foto, en el mismo lugar y en la misma oficina, como si intentara perpetuar los sueños. Recuerdo esto, porque hace pocos meses tuve la posibilidad de conocer a Ariel Pukacz, quien es el fundador de Walden, editorial que se ha centrado en la música. Por su puesto, que el proyecto que gesta no se ocupa de cualquier estilo, sino que ha ahondado en agrupaciones que han tenido repercusión a partir de una mirada particular e independiente de la escena. “Spoke, imágenes e historia de la escena punk de Washington DC”, compilada por Scott Crawford, el zine, “In my Eyes”, realizado por Jim Saah, o los libros lanzados en conjunto con Dobra Editora, de la serie 33 1/3, publicados en inglés por Bloomsbury Publishers, son ejemplos del discurso que busca posicionar.

 

Inconformismo, rebeldía, urgencia, independencia, rabia, cultura D.Y.S. y una mirada subversiva del quehacer en todas sus formas, es parte lo que pareciera querer decir, no solo cada una de estas publicaciones, sino también Walden y, por su puesto, Pukacz, quien ha estado dando forma a su proyecto, desde el 2005, cuando comenzó su blog Ganesha, donde entrevistó a personajes como Jem Cohen, Ian Svenonius y Tim Kinsella; además de escribir en revistas como Rolling Stone Argentina, Los Inrockuptibles, Vice y Noisey en español, hasta que, finalmente, el 2011, dio vida a su propia editorial.

 

En Grieta creemos en los proyectos con miradas arriesgadas, que buscan salir de lo común y Walden, representa, sin lugar a duda, estas ideas. Por eso invitamos a Ariel a que fuera parte de un nuevo Cuestionario Grieta.

 

¿Qué es lo primero que haces en el día?

 

Reviso los mails y mensajes de la editorial, preparo un té y me pongo frente a la computadora a hacer lo que tenga que hacer en ese día.

 

¿Cuándo piensas en creatividad en qué piensas y por qué?

 

Pienso en la intención de hacer las cosas de una manera propia. Muchas veces creo que la creatividad respecto a una situación puntual se da cuando estás pensando en algo completamente ajeno a eso. Me parece importante no seguir una receta, creo que lo lindo de los procesos creativos es que siempre deberían funcionar con lógicas diferentes.

 

¿Cuáles son los tres libros que te han marcado y cambiado tu manera de pensar, ver y enfrentar el mundo?

 

Prisión perpetua, de Ricardo Piglia

Llamadas telefónicas, de Roberto Bolaño

El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger

 

¿Qué tan importante es la música y de qué manera afecta tu trabajo?

 

Es muy importante. Desde chico me di cuenta de que no me alcanzaba con escucharla, quería saberlo todo lo que la rodeaba, movimientos estéticos, grupos, sellos, integrantes, bares. Amo escuchar música, pero me es igual de relevante entenderla como proceso histórico. En muchas oportunidades trabajo en silencio porque me desconcentra, me gusta escuchar música y poder ponerle el cien por ciento de la atención. Cuando tengo que estar concentrado, como en una traducción o haciendo números, no me lo puedo permitir, pero para ordenar la casa, responder mails y otras actividades sí.

 

¿Cuál es o son las películas fundamentales en tu vida y por qué?

 

Me gustan las películas que tratan sobre personas normales y sus actos cotidianos, en las que me puedo sentir representado por las miserias secretas, un poco como hace Raymond Carver en sus cuentos. Me gusta mucho Happiness, de Todd Solondz, El séptimo continente, de Michael Haneke y Edmond, de Stuart Gordon.

 

¿Si pudieses hablar con un personaje, de cualquier ámbito -literario, arquitectónico, artístico, científico o el que quieras-, quién sería y qué le preguntarías?

 

Con Grant Hart, de Husker Du. No sé qué le preguntaría, pero intentaría hablar sobre la idea de injusticia artística. Siempre su carrera solista me pareció mucho más atractiva que la de Bob Mould.

 

¿Cómo es tu ritual de trabajo? ¿Cuáles son las cosas fundamentales que no deben faltar?

 

Soy super caótico. A veces trabajar en mi casa me da claustrofobia y me voy a bares con la computadora. Solía ir siempre al mismo, pero queda a un colectivo de distancia y se me hizo un poco cansador, así que suelo ir a uno acá a dos cuadras que está bien. En mi casa a veces me distraigo y me pongo a escuchar música, a leer, a ordenar, a contar stock de libros, etc. y no termino haciendo lo que tenía que hacer.

 

¿Estás realmente haciendo lo que quieres hacer? Si fuera así, ¿qué es eso que estás disfrutando? Si es no, ¿qué es lo que te ha detenido?

 

Sí, sin lugar a duda. A duras penas, pero trabajo de lo que amo hacer, que es escribir, leer, escuchar música, traducir y publicar libros.

 

¿Cuál ha sido el trabajo, proyecto, obra o idea que te hubiese gustado pensar o hacer y por qué?

 

Siempre quise tener una editorial, así que no puedo quejarme. Me hubiese gustado tener un sello discográfico, pero quien sabe. Quizás algún día.

 

¿Qué defecto crees tener que te ha permitido, a partir de darle una solución, crear algo realmente útil y de qué se trataría esto último?

 

Soy una persona sumamente ansiosa, autocrítica e insegura. Todo esto ha hecho que tenga que encontrar la manera de convivir con todo eso y usarlo a mi favor, o al menos manejarlo de una manera sana. Aprendí que los tiempos a veces no pueden apurarse, que uno tiene que hacer lo mejor que puede y que no necesariamente va a ser suficiente y que si puedes no correrte de tu eje, de tu objetivo, un poco vas a acercarte a él.

 

¿Cuál es tu forma de vencer el cansancio o la desmotivación?

 

Me permito cansarme y desmotivarme. No se puede estar siempre en óptimas condiciones. Es algo que claramente no es agradable, pero no se puede estar con ganas de hacer cosas todo el tiempo, ni siquiera lo que más te guste hacer en el mundo. Tampoco se puede estar todo el tiempo contento, es necesario bajar un poco la excitación con un poco de frustración. Mi manera de vencer ambos estados creo que es dándoles lugar a que existan, para luego retomar todo con otra perspectiva y enfoque.

 

¿Cuál ha sido tu mayor apuesta, la peor y qué sacaste de ambos casos?

 

Empezar la editorial ha sido la mayor. En algún punto también la peor, en el sentido de que comencé sin saber cómo se hacía. Llegué a tener ataques de pánico por miedo de no poder hacer las cosas, en un momento en el que ya no podía abandonar, ya había dinero invertido, gente diseñando, etc. Lo que aprendí es a bajar la ansiedad, a trabajar en equipo, a darle su tiempo a cada proyecto interno dentro de la editorial. Aprendí tanto de los aciertos como de los errores. De los aciertos para intentar replicarlos y de los errores para no volver a cometerlos.

 

¿Existe alguna frase que creas que define o le da sentido a tu trabajo?

 

WALDEN IS THE REASON

 

Si tienes la oportunidad de usar una gigantografía, ¿dónde estaría y qué pondrías en ella?

 

En mi propia casa: diría AT LEAST I AM FUCKING TRYING como dice la canción de Minor Threat, o como la de Warzone: Dont forget the struggle, dont forget the streets, dont forget your roots and dont sell out!!!

 

¿Qué consejos te darías a los 20, 25, y 30 años? Y cuéntanos en qué periodo de tu vida estabas.

 

A los 20 que no me desesperara tanto, que fuese un poco menos fantasioso y que las cosas toman un poco más de tiempo.

A los 25 que todo va a estar bien.

Y a los 30 es la edad que tengo ahora, je.

 

¿Cómo el fracaso te ha contribuido a enfrentar tu vida y tienes algún ejemplo que quieras contar?

 

Cada vez que intenté hacer un proyecto y no pude realizarlo fue una gran frustración. Luego de un tiempo siempre comencé otro, lo que a la larga me demostró que no es necesariamente el resultado lo que da satisfacción, sino el hacer. Obviamente quisiera cada vez tener más títulos de tiradas más grandes y vivir de la editorial, pero si no se puede, está bien igual. Voy a seguir haciéndolo porque lo disfruto.

 

¿Hay algo sobre lo que hayas cambiado de opinión recientemente? ¿Por qué?

 

A los 15 pensaba que a los 21 iba a tener la vida solucionada. Ahora a los 30 comprendo que los proyectos llevan tiempo, son procesos largos que a veces desembocan desde lugares que no pensabas.

 

¿Qué cosa crees es cierta, a pesar de que no se puede probar?

 

El PMA (Positive Mental Attitude).

 

Si quieres conocer más de este proyecto, entra ahora su web: https://waldenmag.com/